//CAMPAÑA #DISORGANIC

CAMPAÑA #DISORGANIC

CASTELLANO:
El 27 de noviembre a las 11.30h nos hemos unido a la presentación simultánea del Símbolo Internacional de la Discapacidad Orgánica que se ha hecho en 41 ciudades españolas, y que tiene por objetivos: la concienciación, la visibilización y el empoderamiento de las personas con discapacidad orgánica.
Este símbolo consigue transmitir la esencia de una discapacidad orgánica, que son alteraciones que se originan en el interior del cuerpo humano. Muestra también el objetivo final que queremos conseguir, que es la inclusión y participación, ya que  se encuentra en una actitud activa y positiva. Es una figura andrógina, que representa cualquier género y cuenta con un manual propio para facilitar su uso en cualquier soporte.
El movimiento asociativo de la discapacidad lleva reclamando años la actualización del baremo de calificación del grado de discapacidad; el vigente no se ajusta al modelo de derechos humanos impuesto por la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y que debe inspirar todas las políticas y normativas públicas. Esta actualización lleva con continuos retrasos desde 1999.
Después de 20 años, tiene que haber un cambio. A día de hoy los criterios con los que se determina el grado de discapacidad quedaron anticuados. Urge la revisión y actualización. las personas con discapacidad orgánica tenemos que vernos reconocidas, debemos poder ejercer los derechos que hoy en día nos son privados por no entrar dentro de este baremo. Debemos terminar con la volatilidad de que ese reconocimiento sea aceptado o no en función de que la persona encargada crea o no lo que le está contando la persona. No se trata de un acto de fe; se trata de un derecho.
Con la creación de DisOrganic, comenzamos un camino que tiene por destino la plena inclusión de las personas con discapacidad orgánica. Por lo tanto, la discapacidad orgánica debe reconocerse, debe conocerse y debe verse.

GALEGO:
O 27 de novembro ás 11.30h unímonos á presentación simultánea do Símbolo Internacional da Discapacidade Orgánica que se fixo en 41 cidades españolas, e que ten por obxectivos: a concienciación, a visibilización e o empoderamento das persoas con discapacidade orgánica.
Este símbolo consegue transmitir a esencia dunha discapacidade orgánica, que son alteracións que se orixinan no interior do corpo humano. Mostra tamén o obxectivo final que queremos conseguir, que é a inclusión e participación, xa que  se atopa nunha actitude activa e positiva. É unha figura andróxina, que representa calquera xénero e conta cun manual propio para facilitar o seu uso en calquera soporte.
O movemento asociativo da discapacidade leva reclamando anos a actualización do baremo de calificación do grado de discapacidade; o vixente non se axusta ao modelo de dereitos humanos imposto pola Convención Internacional sobre os Dereitos das Persoas con Discapacidade e que debe inspirar todas as políticas e normativas públicas. Esta actualización leva con continuos retrasos dende 1999.
Despois de 20 anos, ten que haber un cambio. A día de hoxe os criterios cos que se determina o grao de discapacidade quedaron anticuados. Urxe a revisión e actualización. As persoas con discapacidade orgánica temos que vernos recoñecidas, debemos poder exercer os dereitos que hoxe en día sonnos privados por non entrar dentro deste baremo. Debemos terminar coa volatilidade de que ese recoñecemento sexa aceptado ou non en función de que a persoa encargada crea ou non o que lle está contando a persoa. Non se trata dun acto de fe; trátase dun dereito.
Coa creación de DisOrganic, comezamos un camiño que ten por destino a plena inclusión das persoas con discapacidade orgánica. Polo tanto, a discapacidade orgánica debe recoñecerse, debe coñecerse e debe verse.

2019-11-27T18:45:21+00:00